Historia de los Trenes de Juguete

Mediando el siglo XIX en el centro de Europa -lo que hoy es Alemania y grandes zonas de Francia- surgió una industria juguetera de gran impulso. Algo similar ocurría en EEUU.

A mediados del siglo XIX existían talleres en donde se confeccionaba una gran cantidad de juguetes de diversos materiales como porcelana, piedras, plomo, madera y compuestos de pasta con los que se fabricaban juegos de mesa, muñecas, castillos, títeres, marionetas y teatros, soldaditos y otros juguetes como barcos y carruajes. Las grandes fábricas de juguetes aparecieron a finales del siglo XIX en centro Europa y unos años después en los Estados Unidos.

Con el desarrollo masivo de las máquinas de vapor industriales y su utilización de manera masiva en el desarrollo de los transportes terrestres y marítimos, la industria juguetera ya consolidada, desarrolló y fabricó juguetes con un material innovador, el latón o chapa laminada.

De la mano del desarrollo de estas industrias surgieron entonces nuevos oficios además de los que ya existían, obreros que eran los encargados de accionar algunas de esas máquinas herramientas, el tornero, el plegador, el cortador, el balancinero, el ensamblador y los pintores que le daban a mano la terminación a los juguetes.

Entre todas estas innovaciones surgieron los juguetes de talleres ferroviarios, trenes y accesorios además de la representación lúdica en figuras de latón y con movimientos de todos esos nuevos oficios y también de los tradicionales como zapateros, alfareros, sastres, planchadores entre otros.

En un primer momento los trenes, locomotoras, estaciones y accesorios como puentes, señales, farolas y personajes eran muy simples pero muy bellamente decorados a mano.

Desde 1859 la fábrica Märklin -reconocida y gran fábrica de juguetes establecida en Goppingen Alemania- marcó tendencia con sus exquisitos diseños y divertidos juguetes. Otra fábrica como Gebrüder Bing, radicada en Nürenberg en 1865,  se caracterizó al igual que Märklin, en el diseño de una gran cantidad de tipos de juguetes que eran de gran calidad y de más bajo costo que Märklin, por lo que tuvieron una rápida aceptación y hoy son muy buscados.  Otras fábricas muy reconocidas que surgieron en la actual Alemania fueron, Ernst Plank en 1866 y George Carette en 1886, fueron grandes productores de trenes en diversas escalas y de juguetes de latón, bronce y metales niquelados o zincados.

Las primeras locomotoras que se desplazaban utilizando energía térmica eran sencillos mecanismos de vapor vivo, con calderas que debían ser cargadas con agua, calentadores con alcohol u otro combustible y que, al generar el vapor suficiente, este se desplazaba por cañerías que a su vez generan el movimiento de las locomotoras por sus vías.

Los trenes eran de diversos tamaños al principio, pero luego se estandarizó su ancho por lo que no importaba la marca de la vía si coincidía con el ancho o trocha del tren. Los anchos de vía variaban entre 35 mm llamada trocha 0, 48 mm o trocha 1, 67 mm o trocha 2 y 75 mm o trocha 3. Luego de la primera guerra mundial dejan de fabricarse las trochas 2 y 3 y se siguió fabricando de trocha “O” y “1”. No es intención abarcar en este texto todo lo referido a los trenes que se fabricaron desde mediados del siglo XIX hasta mediados del siglo XX y sí dar una información general del surgimiento y características de algunos de esos juguetes tan hermosos.

El Museo El Galpón expone alguno de estos trenes que cuenta en su colección.

Chateá con nosotros
💬 ¿Necesitás ayuda?
Hola 👋🏻 ¿En qué podemos ayudarte?